La melatonina, reguladora de nuestros hábitos

La melatonina recomendada para el insomnio, es una secreción de la glándula pineal cuyos posibles efectos apenas se conocen.

La melatonina es una hormona secretada por la glándula pineal, órgano que se encuentra en el cerebro. Entre sus funciones conocidas se encuentra la de regular nuestro reloj biológico, cuándo hay que ir a dormir y cuándo hay que levantarse. La melatonina se utiliza para tratar el insomnio y para prevenir la imposibilidad de dormir; todo lo demás está por probar científicamente.

También aspectos negativos

Sus efectos negativos son el dolor de cabeza, trastornos gástricos, depresión, cabeza pesada y otros menores. De todas formas es una hormona poco conocida, de la que poco o nada se sabe sobre sus efectos positivos o negativos.

Generalmente es un producto que no está registrado oficialmente, por lo que la pureza, seguridad y efectividad no están aseguradas. Puede adquirirse en algunos países pero su comercialización no ha entrado en el rango de oficial.

La melatonina se usa comúnmente para los trastornos del sueño, como el insomnio y el jet lag.

La investigación sobre el uso de melatonina para afecciones específicas muestra lo siguiente:

  • Trastornos del ritmo circadiano del sueño en personas ciegas. La melatonina puede ayudar a mejorar estos trastornos en adultos y niños.
  • Fase del sueño retrasada (trastorno del ciclo de sueño-vigilia, con fase tardía). En este trastorno, el patrón de sueño se retrasa dos horas o más que un patrón de sueño convencional, lo que genera que te duermas más tarde y te despiertes más tarde. Las investigaciones muestran que la melatonina reduce la cantidad de tiempo necesario para dormirse y adelanta el comienzo del sueño en adultos jóvenes y niños con a afección. Habla con el médico de tu hijo antes de darle melatonina a tu hijo.
  • Insomnio. Las investigaciones indican que la melatonina podría proporcionar alivio de la incapacidad para dormir y mantenerse dormido (insomnio) al mejorar levemente el tiempo total de sueño, la calidad del sueño y el tiempo que te toma dormirte.
  • Jet lag. La evidencia muestra que la melatonina puede mejorar ligeramente los síntomas del jet lag, como el estado de alerta.
  • Trastorno del sueño por el trabajo por turnos. Algunas investigaciones indican que la melatonina podría mejorar la calidad y la duración del sueño durante el día en las personas cuyo trabajo les requiere trabajar fuera del cronograma tradicional de mañana a noche.
  • Alteraciones del ciclo de sueño-vigilia. La melatonina puede ayudar a tratar estas alteraciones en niños con varios tipos de discapacidades.

No hay evidencias suficientes para:

  • La epilepsia.
  • Los síntomas de la menopausia.
  • Los trastornos de sueño asociados al trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
  • La migraña.
  • El insomnio producido por algunos fármacos antihipertensivos.
  • El zumbido de oídos.
  • El síndrome de fatiga crónica.
  • La osteoporosis.
  • El síndrome del intestino irritable.
  • La fibromialgia.
  • El envejecimiento.

La publicidad sobre sus efectos en el envejecimiento o en que tomándola se envejece más tarde no dejan de ser un puro invento. Como se desconocen sus efectos no se recomienda que se tome y desde luego siempre debe consultarse al médico general o de familia.

Regla general, la melatonina es un medicamento seguro para el uso a corto plazo. A diferencia de lo que sucede con muchos medicamentos para dormir, con la melatonina es poco probable que la persona se vuelva dependiente, que su respuesta disminuya después del uso repetido (habituación) o que experimente un efecto de resaca.

Los efectos secundarios más frecuentes de la melatonina son:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Náuseas
  • Somnolencia

Otros efectos secundarios reconocidos pero menos frecuentes de la melatonina podrían ser los sentimientos depresivos de corta duración, temblores leves, ansiedad leve, los cólicos, la irritabilidad, la reducción del estado de alerta, la confusión o la desorientación, y la presión arterial anormalmente baja (hipotensión).

La melatonina puede provocar somnolencia durante el día; por ello, no manejes ni uses maquinaria dentro de las cinco horas posteriores al consumo del suplemento.

Es muy importante que tenga en cuenta que la melatonina puede interactuar con varios medicamentos como los siguientes:

  • Los anticoagulantes y los medicamentos antiagregantes plaquetarios
  • Anticonvulsivos
  • Anticonceptivos
  • Medicamentos para la diabetes
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario (inmunosupresores)

Finalmente, hay que señalar que la melatonina tiene algunas contraindicaciones:

  • Personas tratadas con antihipertensivos.
  • Diabetes, ya que puede aumentar los niveles de glucosa en sangre.
  • Depresión.
  • Convulsiones.
  • Interacciones con medicamentos: sedantes, antihipertensivos, antidiabéticos, inmunosupresores, anticoagulantes y otros.

Es importante conocer bien la melatonina antes de tomar este medicamento.

You might also like

Comments are closed.