La Sinusitis en los niños

Cuando hablamos de sinusitis se trata de la inflamación de los senos paranasales.

 

Hay que recordar que alrededor de la nariz tenemos estructuras o cavidades que son accesorios del órgano respiratorio. Así, tenemos senos frontales, etmoidales, maxilares y esfenoidales.

Segun la inflamación que se padezca, podemos estar hablando de sinusitis frontal, etmoidal, esfenoidal ó maxilar, que además puede decirse es izquierda o derecha. Hay enfermedades combinadas, sinusitis etmoido maxilar, fronto etmoidal, fronto maxilar, o en los casos de una inflamación generalizada debemos usar el término pansinusitis.

La inflamación de los senos paranasales por lo general tiene origen de tipo alérgico, vasomotor o infeccioso. En este último caso, la infección puede ser viral, bacteriana o mixta. En cuanto a su duración, hay sinusitis aguda, subaguda y crónica.

Lo más comun en los casos de sinusitis infecciosa existe un cuadro previo de tipo contagioso: sea gripa, anginas, faringitis, otitis o, en los casos de infantes, la adenoiditis.

Como los senos paranasales no están desarrollados desde que nacemos, sino que conforme vamos creciendo éstos se van desarrollando, es necesario puntualizar algunos conceptos respecto a los niños.

Cuando el cuadro se presenta en un lactante, se hace necesario descartar que en lugar de sinusitis nos encontremos frente a un cuadro de osteomielitis aguda. Es decir, donde alguna infección llegó a afectar la porción ósea de la nariz a causa de alguna inflamación nasal, o presentó el bebé alguna infección en otra parte de su cuerpo que se le contagió a la nariz por la vía hematógena o por esta misma vía pero se trata de algún germen dentario.

En los niños se desarrolla en primera instancia el seno etmoidal, luego los maxilares, posteriormente los frontales y el seno esfenoidal. En la primera infancia es bastante común que encontremos entonces a la etmoiditis aguda como la primera sinusitis del niño.

Casi todo el tiempo encontraremos este cuadro después de que el pacientito cursó con una enfermedad tan común como la coriza o sea, un simple resfriado. Claro que también se puede ver en el curso de una enfermedad infecciosa infantil: rubéola o escarlatina.

Sinusitis en los niños

La etmoiditis aguda, que no es otra cosa sino la inflamación aguda del seno etmoidal, se caracteriza por presentar la siguiente sintomatología general: aparición frecuente y precoz de signos oculares: edema palpebral (inflamación de la parte inferior de los ojos), equímosis (moretoncitos) y hasta exoftalmos(ojos saltones). El niño se queja de lagrimeo, abundante rinorrea anterior, lo que origina salida constante de moco por su nariz. Son los niños malamente llamados «mocosos».

Siendo la mayoría de los cuadros de origen viral, se acompañará este padecimiento por cefalea o dolor de cabeza, dolor de ojos, malestar general e hipertermia o elevación de la temperatura corporal.

Algo que siempre llama la atención de los padres del enfermo es que contra la conducta regular del niño, en lugar de estar jugando y activo, de pronto lo vemos sin ganas de levantarse, abúlico y postrado. Con cara de enfermo. Su moco, en las primeras etapas, es acuoso o cristalino, abundante. Su cuadro se acompaña también de estornudos frecuentes y en no pocas ocasiones se presenta sangrado por la nariz.

Como la inflamación del seno etmoidal obstruye al órgano olfatorio, el niño además está sin apetito, porque no le encuentra sabor a los alimentos.

En los casos de niños mayorcitos o de la segunda infancia, junto con la etmoiditis podemos encontrar sinusitis frontal o maxilar, o alguna combinación de las tres.

Cuales son los sintomas de este problema

A la sintomatología descrita con anterioridad, debemos agregar el dolor frontal o facial, según sea el caso, y casi siempre tendremos una secreción abundante tanto anterior como posterior. El niño se queja de que se pasa mucho moco por la parte de atrás de su nariz.

Esto puede agregar un síntoma mas: la tos por arco reflejo. Al caer el moco, despierta el reflejo en la epiglotis y causa tos en el paciente.

Vale la pena decir que es en las primeras asistencias del niño a un centro escolar o guardería cuando se incrementa la incidencia de estos cuadros. No se hace necesario explicar que es por la facilidad del contagio y su reciente ingreso a grupos escolares, o sea contactos sospechosos.

Cuando el cuadro es bacteriano o mixto, por lo general nos percataremos de un cambio importante en la calidad del moco del enfermo. Su viscocidad y coloración cambian. El moco se convierte en espeso, pegajoso y de coloración variable, de blanco a verde, amarillento, cafesoso y ocasionalmente sanguinolento.

Desde luego que también el olor puede orientarnos. Por lo general el moco hialino o claro no tiene ningún olor, en cambio el moco purulento se hace fétido y molesto tanto para el paciente como para sus familiares.

 

Tratamiento de la Sinusitis en los niños

En cualquiera de estos casos el niño debe guardar reposo y ser sometido a un protocolo terapéutico profesional. El uso de antibióticos en la primera fase, o cuando se trata de problemas de tipo virales no se encuentra indicado.

Pero en los casos de secreción francamente purulenta o bacteriana, la utilización de un esquema antimicrobiano específico se convierte en esencial para poder alcanzar la curación del pacientito.

Además deberán utilizarse medicamentos antiflogísticos, antiinflamatorios, de acuerdo con su cuadro clínico.
Se hace obligatorio la práctica de vaporizaciones nasales, lavados también por la nariz, aseo permanente, el aislamiento del enfermo, el reposo, la buena alimentación y sobre todo la buena hidratación del enfermo.

Afortunadamente, en la actualidad, con las medidas terapéuticas adecuadas, tratando a tiempo a un niño con sinusitis, el pronóstico es bastante satisfactorio y las complicaciones no deberán presentarse.

Muy pocos son los casos en que es necesario practicar algún otro procedimiento para aliviar a estos pacientes, pero siempre será bueno insistir en medidas profilácticas para evitar los primeros contagios.

You might also like

Comments are closed.